domingo, 1 de febrero de 2009

La historia del país de las lucesitas


No existía la electricidad en aquél país lejano, tampoco el sol y siempre era de noche con su luna y sus estrellas. Los lugareños habían decidido apagar el sol para no quemarse su piel pálida y blanca y en su lugar colocaron redes y redes y redes de lucesitas de colores que funcionaban a energía eólica (pues era un lugar de mucho viento).
Como el color predilecto del país era el blanco neutral (tenían piel, ojos, labios, cabello y ropa blanca) se teñían cada dos por tres de distintos colores cuando cruzaban de calle o cosas por el estilo porque cada una tenía un color diferente: la calle central tenía color azul, y la 126 celeste y la 98 rosado...
Un día una niña decidió irse del país para probar aire nuevo y se encotró inmediatamente un paso fuera de la última calle bajo un sol hermoso y anaranjado del atardecer. No perdió ni un segundo y corrió a la centrar eólica para destruir todas las luces... la ciudad se apagó de repente y luego de varios minutos sin poder abrir los ojos, los citadinos pudieron sentir la calidez del sol otoñal en la tarde. Ya nadie recordaba la luz solar después de siglos de lucesitas e inmediatamente se enamoraron de aquél resplandor natural.
Desde aquellas ganas de cosas nuevas, la niña llegó a conocer muchos otros lugares que solo se alumbraban un poco con pequeñas velas durante la noche porque habían decidido admirar una vez la maravilla de la naturaleza, su solar y su luz lunar. Otros colores volvieron al país de lucesitas y los ojos se tiñieron al igual que las ropas, la piel y los cabellos de los lugareños del país de lucesitas.

FIN

Espero les haya gustado.
Debemos aprender las maravillas de la naturaleza y entender que día a día lo estamos
destruyendo. Ayudemos al mundo, al medio ambiente, a la madre naturaleza.

besis de vampiresa que espera enamorarse
(^^)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada